En la última parte de la guía turística para conocer la Ciudad Vieja de Montevideo vamos a tener como eje del recorrido a la turística Peatonal Sarandí. También vamos a conocer la primera plaza de la Diversidad LGBT+ de América Latina y el Teatro Solís, además de escaparnos por unos minutos para ver el Templo Inglés sobre la Rambla de Montevideo.

No te olvides de leer el artículo donde te cuento cuál es el objetivo del recorrido y las características del paseo: Ver plan de visita →

También hay un mapa donde podés ver el camino que vamos a hacer en caso de que te pierdas siguiendo esta última parte de la visita a Ciudad Vieja: Mirá el mapa de la Ciudad Vieja acá →

¡El recorrido empieza ahora!

Desde la Plaza Zabala por Alzáibar

Después de descansar en la Plaza Zabala la idea es caminar por la Peatonal Sarandí, por lo que para hacerlo tendrás que tomar una pequeña calle llamada Alzáibar.

¿Cuál será el próximo salto que nos acelere el corazón?

Una publicación compartida por Fernando Bernini (@unbernini) el

Francisco de Alzáibar fue simbólicamente el primer habitante de la Ciudad de Montevideo que llegó a la ciudad proveniente de las Islas Canarias.

La calle Alzáibar entre la Plaza Zabala y la Peatonal Sarandí cuenta con una galería de arte, una tienda de artículos relacionados al cannabis, una tienda de objetos de decoración, un comercio de ensaladas, un mercado para comprar pan artesanal y el restaurante Jacinto.

Es un lugar muy turístico con precios para turistas. Para que te hagas una idea en la tienda de decoración vi hace poco un libro a $690 (Pesos Uruguayos) que compre por casi la mitad a $350 en el Centro de Fotografía.

Precios prohibitivos y mucha gentrificación en unos pocos metros, esta parte de la calle Alzáibar es símbolo de lo que está sucediendo en la Ciudad Vieja. Si bien vivo en esa esquina nunca comí en Jacinto porque hay que pagar hasta los cubiertos, nunca entré en Mercado Verde porque le tengo miedo al precio del pan que me pueden llegar a cobrar y nunca compré nada en la tienda de decoración porque sé que lo consigo más barato caminando unas cuadras.

A pesar de todos los males es una calle muy bonita, en especial cuando mirás hacia arriba y ves la arquitectura. Si vas los martes y viernes por la mañana hasta primeras horas de la tarde verás una feria vecinal en la parte de la calle que no es peatonal, hacia la Rambla de Ciudad Vieja.

¿Querés salir a caminar? Vivo en la Peatonal Sarandí y Alzáibar por lo que los fines de semana puedo salir a caminar contigo por el barrio. Contactame y arreglamos →

Caminando por la Peatonal Sarandí

Al entrar a la Peatonal Sarandí desde la calle Alzáibar te vas a encontrar con un espacio que está pensado para el turismo. Una peatonal donde los comercios ocupan una buena parte de la acera impidiendo el paso a las personas y una peatonal donde los comercios con precios sensatos han desaparecido.

Si bien la mayor parte de las personas recorren la peatonal desde la Puerta de la Ciudadela en la Plaza Independencia hasta la Escollera Sarandí, nosotros vamos a hacer el recorrido a la inversa. Vamos en dirección a la Plaza Independencia.

Lo primero que vas a encontrar son los restaurantes Lucca y Sin Pretensiones. Frente a estos restaurantes hay una agradable tienda donde probar vinos y chocolates llamada Esencia Uruguay. Esta tienda de vinos y chocolates usualmente tiene promociones especiales a precios interesantes, con sillas y mesas en la puerta que recuerdan a las cafeterías de París.

Amo mi barrio

Junto a la tienda de vinos y chocolates hay un mural que es muy fotografiado por quienes visitan la ciudad. En el mural se lee “Amo mi barrio” y se ha vuelto una atracción de la Ciudad Vieja, frente al cual siempre hay pintadas sobre los pueblos libres.

Yo amo mi barrio

Tené en cuenta que si hacés el paseo al atardecer, los últimos rayos amarillos del sol que se despide sobre el Río de la Plata inundarán la Peatonal Sarandí. Es un lindo momento para tomar fotografías, la luz es hermosa.

Racionalismo

Antes de ser una peatonal, Sarandí era una calle que se extendía entre la Puerta de la Ciudadela y la Escollera Sarandí. Desde la esquina de la peatonal con la calle Zabala vas a ver dos construcciones bien distintas que se imponen en el paisaje.

Por un lado está el edificio de la Cooperativa Bancaria que es un cuadrado de cemento que se viene encima de la Sarandí, construido bajo los lineamientos del Racionalismo del siglo XX. Desde la puerta del edificio de la Cooperativa Bancaria se puede tomar una buena fotografía al edificio del Bandes, construido en los primeros años del siglo XX que se apunta al eclecticismo historicista de influencia francesa de la época.

Siguiendo por la Peatonal Sarandí podrás ver Ceibo, un lindo restaurante de precio medio que no es para nada pretencioso. Si estás con hambre, Ceibo es un lindo lugar para almorzar.

Registro Civil

Apenas unos metros más adelante se encuentra el Registro Civil y el edificio de la Radiodifusión Nacional del SODRE.

De lunes a viernes es normal ver una gran cantidad de personas en la puerta del Registro Civil, ya que es uno de los lugares donde se contrae matrimonio a ojos del Estado. ¡Ver personas casándose siempre genera una sonrisa! Tené en cuenta que en Uruguay el matrimonio es posible entre personas sin importar su sexo y que como costumbre se le tira arroz a quienes se han casado.

Tanto el edificio del Registro Civil como el del SODRE que está a su lado tienen elementos del Art Déco en su fachada. ¡Muy lindo!

¿Notaste que el piso de la peatonal ha ido cambiando durante tu recorrido? Esto se debe a que en esta parte de la Peatonal Sarandí el piso recuerda las distintas formas que tienen las veredas de Montevideo.

El Correo y Figari

Avanzando por la Peatonal Sarandí en la cuadra entre las calles Misiones y Treinta y Tres te llamará la atención el edificio de El Correo Uruguayo con su cartel sobre el registro para venta de marihuana además de su bonita arquitectura de finales del siglo XIX.

Registro de Marihuana en Montevideo

Junto al edificio que te comentaba encontrarás la Escuela de Artes y Artesanías Dr. Pedro Figari, una escuela pública de enseñanza técnica.

Desde la Peatonal Sarandí hay muchas calles que dan a la rambla con una vista muy hermosa del Río de la Plata, Treinta y Tres es un ejemplo de ello.

Templo Inglés

Nos vamos a desviar de la Peatonal Sarandí por unos minutos, con el objetivo de conocer el Templo Inglés.

La Iglesia Anglicana tiene su templo sobre la Rambla de Montevideo, aunque la ubicación actual no es la original debido a que se movió de lugar cuando se construyó la Rambla de la Ciudad Vieja.

Si bien usualmente está cerrado vale la pena bajar a la rambla para conocerlo. Incluso si te animás a cruzar la rambla podés conocer el Cubo del Sur, que es la salida al Río que está frente al Templo Inglés y tiene algunos cañones que recuerdan el pasado de la ciudad amurallada.

Para llegar al Templo Inglés tendrás que bajar por la Calle Treinta y Tres y a la vuelta tendrás que subir por la calle Ituzaingó.

La plaza Constitución

La Plaza Constitución es una de las plazas más bonitas de la ciudad, que está rodeada de edificios religiosos y culturales que vale la pena conocer.

En el centro de la plaza está la fuente que simboliza la llegada del agua por cañería a la ciudad, ya que dado a la alta salinidad del agua del Río de la Plata era necesario traerla desde otros lugares.

La Catedral de Montevideo (Iglesia Matriz) se encuentra frente a la plaza y en caso de verla abierta te recomiendo entrar a conocerla. Al frente de la Iglesia está el Cabildo de Montevideo que hoy en día es un museo de gran tamaño con exposiciones y actividades artísticas en constante cambio.

El Museo Histórico Cabildo está abierto de lunes a viernes de 12 a 17:45 hs. y los sábados de 11 a 17 hs.

Las mañanas en Montevideo.

Una publicación compartida por Fernando Bernini (@unbernini) el

Frente al Cabildo está el edificio de La Pasiva, un clásico restaurante de Uruguay, que es una construcción de comienzos del siglo XX.

En esta parte de la Peatonal Sarandí usualmente hay músicos y se realizan actividades artísticas de todo tipo. Es cuestión de tener suerte de que haya algo cuando pases.

Si querés desayunar o almorzar te recomiendo hacerlo desde el McDonald’s dado a que en el piso superior tiene un gran ventanal con vista a la Plaza Constitución y a la Iglesia Matriz.

El cartel del hotel

Tal vez no se vea tan lindo como en las noches de lluvia debido a que es de día y seguramente haya autos estacionados, pero al llegar a la esquina de la Peatonal Sarandí con Bartolomé Mitre verás el cartel del Hotel Palacio.

Hotel Palacio

Es un cartel como cualquier otro pero se ve hermoso. Tal vez sea por los edificios que lo rodean o por el leve movimiento de la calle, siempre me llama la atención.

Plaza de la Diversidad

Es un orgullo que Montevideo se haya convertido en la primera ciudad de América Latina en contar con una plaza dedicada a la diversidad sexual. No se extraña en una ciudad y en un país donde se respeta la diversidad.

Sin embargo la Plaza de la Diversidad Sexual es triste. Está escondida en un callejón donde duermen personas sin techo, es el lugar perfecto para orinar y está junto a un estacionamiento.

Según tengo entendido hay problemas entre la Intendencia de Montevideo y quien es dueño del lugar donde está la plaza, por lo que las obras de mejora no pueden realizarse en este momento.

Da vergüenza.

Peatonal Bacacay

Al salir de la Plaza de la Diversidad Sexual caminaremos por el pasaje Policía Vieja que nos dejará nuevamente en la Peatonal Sarandí, por lo que caminaremos unos pasos hasta la fuente que da inicio a la Peatonal Bacacay.

Desde la Peatonal Bacacay podrás tomar lindas fotos a la librería Puro Verso, a la cual te invito a entrar para ver lo hermosa que es a nivel arquitectónico. También hay una pequeña librería llamada La Lupa que con su poco espacio te hará sentir a gusto mientras buscás un libro que te acompañe en tu viaje.

El punto fuerte de la Peatonal Bacacay es su vista al Teatro Solís, que descubriremos a medida vayamos caminando en sentido a la calle Buenos Aires.

Llegaste a casa, el Teatro Solís

Hay mucho para contar acerca del Teatro Solís, pero en pocas líneas puedo contarte que fue inaugurado en 1856 en base al proyecto original del italiano Carlos Zucchi con la adaptación realizada por Francisco Garmendia. Se re-inauguró en el año 2004 luego de hacer varios arreglos, especialmente en la caja de la sala principal.

El teatro es la casa por excelencia de la Comedia Nacional, la compañía de teatro de la ciudad, con entradas que no superan los 7 dólares. También es nuestra casa, la de todas y todos quienes amamos a Montevideo. Te recomiendo acercarte al teatro para ver alguna obra o solo para visitarlo. Hay visitas guiadas de martes a domingos, podés informarte preguntando a quienes trabajan en el teatro.

Llegaste a casa, este es el último punto que tenías que conocer.

Plaza Independencia

Cruzando la calle vas a ver la Plaza Independencia, que es el lugar donde comenzamos el recorrido. Buscá un banco y sentate a descansar, recorriste más de 5 kilómetros en esta visita a la Ciudad Vieja.

 

Contame qué te pareció la Ciudad Vieja dejando un comentario. Sé que estás con bastante cansancio, recorrimos más de 5 kilómetros en la Ciudad Vieja. ¡Había mucho para conocer!

DEJÁ UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here